EL PAIS - El manual de la ultraderecha para desinformar

21 MAY

El periódico El País publica este reportaje/noticia sobre “El manual de la ultraderecha para desinformar”.

Analizamos el nivel de veracidad y tendenciosidad.

Título del reportaje: La desinformación no es patrimonio de ningún partido ni ideología en particular: todos la practican. La periodista apunta de entrada a la ultraderecha como responsable de la desinformación. Información dudosa

Manejo del término “ultraderecha”: nivel alto de tendenciosidad en el manejo del término. Es un término equívoco, se utiliza frecuentemente de forma inconsistente (a veces para Cs, a veces para PP, a veces para todo lo que no es izquierda). No está definido de forma solvente. A esto hemos de añadir las connotaciones negtivas que este tiene y que lo convierten en candidato a término manipulativo. Información dudosa

Subtítulo: vemos un segundo marcador ideológico, “ultranacionalismo”, que coincide con las declaraciones que vienen haciendo miembros del gobierno y de líderes del PSOE sobre los “bulos de la ultraderecha”. Se observa la utilización de estos prefijos “ultra” y “extrema” con profusión. Cabe la posibilidad de que se estén utilizando para crear antipatía hacia los partidos que van a señalar más adelante. Es sabido que todo lo extremo causa rechazo en el público en general. Adjetivo opinativo

Nacionalismo no está relacionada de forma consistente con ultraderecha. Hay partidos (ultra)nacionalistas de izquierdas (EH Bildu, ERC), y de derechas (PNV, JxCat). Información incorrecta

Uso abusivo del término ultra: La palabra ultra se usa en diez ocasiones en el artículo sin que parezca necesario utilizarla. La palabra “extrema” una vez. Nunca aparece unida a “izquierda”, siempre a "derecha". Posible intencionalidad de trasladar el mensaje de que la izquierda siempre es moderada, y la derecha extrema. Lo extremo es malo, lo moderado bueno. Adjetivo agresivo

Documentación: La periodista recurre a un juego creado por dos investigadores de la Universidad de Cambridge (Jon Roozenbeek y Sander van der Linden) para recabar prestigio en su artículo.

Disfrazarse  Verbo o expresión emocional de fuente de noticias creíble”. El verbo disfrazar ya está indicando intencionalidad maliciosa. Señala a un canal de YouTube de corte conservador, Estado de Alarma, que acoge normalmente comentarios críticos hacia el gobierno y la gestión de la pandemia, y que consiguió días atrás la participación más alta conocida en una manifestación virtual, con casi medio millón de internautas. No aclara qué informaciones falsas ha difundido. Lo da por hecho Información inconsistente .

Estrategias que la periodista atribuye a la "extrema derecha":

1- Presentar opiniones como si fueran noticias: el espacio Estado de Alarma no se presenta como un programa exclusivamente informativo, ni es un medio de comunicación al uso. Se trata de un canal de YouTube con aspiraciones a ser un medio informativo alternativo a los oficiales y hegemónicos. Observamos que, en efecto, en tal canal se vierten frecuentemente opiniones, a veces vehementes, junto con la información. Sin embargo, el propio medio El País y otros ofrecen diariamente opiniones con apariencia de noticia. El propio artículo que estamos analizando es una prueba.

2.- Dar pábulo a teorías de la conspiración (y se refiere al origen chino del virus)

El origen chino del virus está demostrado. La OMS ha venido investigando durante semanas el origen concreto del contagio vírico (laboratorio o animal), con lo que ambas posibilidades parecen al menos verosímiles, pero ninguna se ha demostrado de forma científica y el origen geográfico no ofrece dudas. Es oportuno señalar que China ha sido acusada de ocultar información a la comunidad internacional sobre el número de muertos.  Clarín - La verdadera historia del médico que alertó sobre el coronavirus y fue silenciado por China
  La Vanguardia - Desaparece Chen Qiushi, el periodista que informaba en directo de la situación del coronavirus en Wuhan
  BBC - Coronavirus en China: lo que la desaparición de 2 periodistas ciudadanos chinos dice de la poca información disponible sobre lo que ocurre en Wuhan
  El Mundo - Matan a tiros a un investigador chino que estaba a punto de hacer hallazgos muy significativos sobre el coronavirus
y que la OMS asume como propias cuestiones de la política china, como por ejemplo ignorar las advertencias de Taiwán (enemigo declarado del régimen chino) o el exitoso control de la pandemia en este pequeño país. Infobae - Crece el escándalo: Taiwán reveló los correos que le envió a la OMS en diciembre alertando sobre la epidemia del coronavirus

Sigue el artículo:

las teorías de conspiración niegan que el COVID19 haya pasado de un animal al ser humano pese que no existe prueba al respecto”. El asunto está en plena investigación. Tan teoría de la conspiración es afirmar una cosa como la otra.

Acusa al dirigente Ortega Smith del partido Vox de apoyar este discurso por aludir al Coronavirus como “el virus chino”. Una cosa no es exactamente la otra, porque, como decimos, el virus viene de China de forma innegable. Lo que no sabemos es la forma de contagio original.

Al aludir a un dirigente concreto y a un partido, la periodista ya hace la asignación pretendida: atribuir a Vox la etiqueta de ultraderecha, es decir, un "extremismo". Adjetivo agresivo

A continuación habla de un tuit del citado dirigente sobre sus “anticuerpos españoles” que posteriormente sería borrado.

3.- Apelar a sentimientos (miedo, ira o compasión) con titulares cortos y agudos.

Esta técnica es utilizada de forma continua por todos los medios de comunicación, sin distingos ideológicos. No es correcto aplicárselo a ninguna corriente ideológica en particular.

4.- Exaltar los ánimos y producir ira. Y refiere contenidos de tuits no oficiales (donde se dice “Gobierno asesino”, o se lanza un zapato al televisor cuando aparece Pedro Sánchez).

En efecto, es de lamentar la popularización de estas técnicas en todos los ámbitos y líneas editoriales. No es cierto que sólo la derecha lo haga.

5.- Utilizar de forma partidista “los supuestos” privilegios de los políticos españoles. Alude a un tuit muy concreto del famoso tuitero Alvise Pérez sobre la supuesta compra de un respirador para Manuela Carmena. Tal compra del respirador no ha podido ser demostrada, con lo que, en efecto, podría tratarse de una información dudosa o falsa, pero al mismo tiempo el tuitero Alvise Pérez fue amenazado con una demanda por la Sra. Carmena, que aún no se ha hecho efectiva. 

Por otra parte los privilegios de los políticos en España han sido objeto de contundentes artículos e informes. Dudamos que alguien los pueda negar. Y en esto tampoco hay ningún grupo que quede especialmente bien parado.

En la supuesta “campaña de desprestigio total” que intentaría hacer la “ultraderecha” cita a los ataques de la oposición contra las empresas de “verificación” de bulos Newtral y maldita.es.

Los nexos entre el grupo parlamentario del PSOE, Newtral, maldita.es  y la Sexta TV (una televisión “de izquierdas” como admitiría el propio Manolo Ferreras) han sido señalados de forma repetida por informaciones verosímiles y no desmentidas por sus protagonistas.

La periodista habla entonces de los “trolls” de redes sociales. Todos los partidos políticos y sus simpatizantes tienen bots y trolls en todas las redes. Es sorprendente que en este artículo se afirme que sólo la famosa “ultraderecha” los utilice.

Por último, el artículo se refiere a la petición que hizo el gobierno Sánchez a la Fiscalía del Estado (ocupada en la actualidad por una ex-ministra de Sánchez) para investigar la posible existencia de un “grupo criminal” tras la “campaña de bulos” críticos con su gestión. Nada se ha sabido a día de hoy de tal petición ni de las conclusiones de la Fiscalía.

El final del texto acusa a Vox de encabezar la “ultraderecha” Adjetivo agresivo . Recordemos que este partido ha negado en numerosas ocasiones tal adjetivo y, de hecho, no está en el grupo europeo de partidos de ultraderecha (como Front National o AfD).

El artículo afirma que el programa político de Vox es como sigue:

Abogar por el cierre de fronteras. Información falsa Vox tiene en su programa electoral (págs. 6-7-9-10) la aplicación de la Ley actual de Extranjería, no el cierre de fronteras. Cierre de fronteras es una afirmación confusa en este contexto y no podemos darla por válida. 

Denigrar el feminismo. Vox se ha manifestado en contra de la llamada “ideología de género” y no comparte las políticas de cuotas ni las leyes que otorga una discriminación positiva para la mujer, por ser, en su opinión, inconstitucionales. La expresión “denigrar el feminismo” es subjetiva y supone una intención en los líderes del partido que no parece que pueda ser demostrada con hechos. El feminismo ha tenido muchos enfoques y corrientes a lo largo del tiempo y Vox ha expresado su oposición (pág. 23) a la última de éstas olas, la más radical. Información falsa

Defender el pin parental para vetar la eduación sexual en las escuelas. Media verdad Vox no ha expresado su intención de vetar la educación sexual en las escuelas sino, más concretamente, su rechazo ante la impartición en las escuelas de talleres por parte de los grupos LGTBI (cuya función social no es dar cursos de sexualidad) que chocan con la voluntad de algunos padres sobre la educación moral que quieren para sus hijos, un derecho que les otorga la Constitución en su artículo 27. Por tanto, sí defienden el Pin Parental (como expresión del derecho constitucional de los padres a elegir la educación moral de sus hijos), pero no "vetan la educación sexual".

Criticar a Greta Thunberg para afirmar que el cambio climático ya no interesa. En efecto, Vox no muestra ningún interés por el cambio climático, no lo menciona en su programa. Sin embargo los ataques a Greta Thunberg por su corta edad y falta de solvencia científica podemos encontrarlos en numerosas personalidades y grupos políticos, dentro y fuera de España, principalmente desde la órbita conservadora.

 

Calificación de objetividad: Muy baja 2 (0-10)

Tendenciosidad: Alta  7 (1-10)

 

Fallos observados:

- Ataque gratuito a una opción política concreta

- Métodos de manipulación emocional (verbos, calificativos)

- Ocultación de información o sesgo informativo

- Información falsa

- Exceso de subjetividad para el género de mini-reportaje



Penalizaciones: 66


Otros artículos


Ciudadano Crítico